Categorías

Lo más visto

Cinco experiencias para disfrutar en el Parque Nacional Natural Chingaza

Parque Nacional Natural Chingaza 5

Por: Luisa Bolaños

En la cordillera oriental de los Andes, al noreste de Bogotá, capital de Colombia, se encuentra el Parque Nacional Natural Chingaza, un tesoro biodiverso y lleno de historias ancestrales que está conformado por once municipios, de los cuales siete hacen parte del departamento de Cundinamarca y cuatro del Meta.

Su extensión es de al menos 76.600 hectáreas y en gran parte de este territorio se pueden desarrollar diferentes actividades de ecoturismo, así como conocer los relatos que dan cuenta de los saberes y creencias de las comunidades indígenas.

En esta ocasión, te compartimos algunas experiencias que puedes vivir en este parque del centro de nuestra ‘Tierra Querida’ y que te espera con los brazos abiertos.

 

1-Una mirada a las aves

Parque Nacional Natural Chingaza 1
Parque Nacional Natural Chingaza – Sus Aves

Con un inventario de 532 especies de aves registradas, este parque se destaca como uno de los lugares más llamativos para realizar ‘pajareo’ o avistamiento.

En el sector conocido como ‘Palacio’, se adelanta el diseño de experiencia de observación de aves, para que te adentres en dos de sus principales ecosistemas, el de páramo y el de bosque andino-alto, ambos visitados por diferentes especies.

Clarinero escarlata, periquito aliamarillo, mirla común, águila paramuna o el turpial montañero, son algunas de las especies que se mueven en la zona.

Aunque aún se trabaja en el diseño de la experiencia, no te preocupes porque en casi todo el territorio del parque se avistan las aves, sin necesidad de ayuda adicional, solo te recomendamos que tu vestuario no sea de colores llamativos para no alertarlas, ser silencioso y que alistes tus ojos para sorprenderte con su belleza.

 

 

 

 

 

2- Recorre senderos, descubre lagunas y humedales

Parque Nacional Natural Chingaza 1
Parque Nacional Natural Chingaza – Lagunas y Humedales

Aunque los senderos son bastantes, a la fecha solo están habilitados seis debido a las medidas y restricciones aplicadas en el marco de la emergencia por el covid-19. 

El sendero Suasie es uno de los que puedes recorrer. Su nombre se refiere al agua y al sol, y se caracteriza porque tiene rastros de oso y gran variedad de orquídeas.

Otra opción es el sendero que lleva a la laguna de Chingaza, un camino en el que los nacimientos de agua y la diversidad de vegetación te llenan los pulmones de un aire diferente, un aire más puro que muchos creen que renueva las energías.

Te recomendamos que consultes la página web de Parques Nacionales Naturales (www.parquesnacionales.gov.co), para que verifiques cuáles son los senderos habilitados al momento de tu visita y cuáles requieren de acompañante o guía.

 

3- Conoce el legado de las comunidades

Parque Nacional Natural Chingaza 5
Parque Nacional Natural Chingaza – Recorridos

El recorrido hacia las lagunas de Siecha es de los favoritos de los visitantes porque sientes como si buscaras un tesoro y lo mejor de todo es que luego lo encuentras.

La sorpresa al final del camino son las lagunas y el toque de magia va de la mano de aquellos relatos llenos de mística y ancestralidad, esos que cuentan que ese lugar es del que habla la leyenda de El Dorado y que esconde abundantes tesoros.

En general, este parque está marcado por el legado de pueblos indígenas, como los Muiscas y los Guayupes, y el de las comunidades campesinas que habitaron la región hace más de 40 años. Así que alístate para escuchar todas las historias, para imaginar y para vivir una aventura llena de misticismo.

 

 

 

 

Parque Nacional Natural Chingaza 6
Parque Nacional Natural Chingaza – Fauna y Flora

4- Observación de fauna y flora silvestre

Las aves no son las únicas que se pasean por este territorio. Lleva contigo una cámara o prepara tu celular para inmortalizar en tus fotografías las especies de fauna y flora que se encuentran en este santuario natural y biodiverso.

Se han identificado más de 100 especies de flora, 16 de anfibios, 6 de reptiles, y 167 de mamíferos, entre los que se destacan el oso andino y el venado de colablanca, incluso algunos visitantes suertudos han visto al cóndor de los andes.

¿Qué tal si retas a tus amigos, a ver quién toma las mejores fotos? Los ecosistemas de este parque son la fuente de vida de las especies de fauna y flora, y tú tienes el privilegio de observarlas y darlas a conocer, para que más personas se animen a visitar este centro mágico de nuestra ‘Tierra Querida’ y, en especial, a protegerlo.

 

 

 

5- Educación ambiental, albergue y camping

Parque Nacional Natural Chingaza 1
Parque Nacional Natural Chingaza – Aves

Una gran ventaja de visitar los Parques Nacionales Naturales es que tienes la posibilidad de aprender, mientras disfrutas de las actividades de ecoturismo.

En Chingaza puedes contar con el acompañamiento de guías, si así lo requieres, y también participar en diferentes procesos de educación ambiental.

¿Te imaginas una noche de camping en el páramo y bajo las estrellas? Este plan es el imperdible para los más aventureros, que pueden aprovechar el programa ‘Chingaza Nocturna’, con Corpochingaza y Parques Nacionales Naturales.  Este programa es una forma diferente de disfrutar y conocer el parque, y una de las actividades para hacerlo es la caminata nocturna en medio del bosque. También puedes hospedarte en el albergue. ¡Abrígate bastante bien!

Te recomendamos que consultes el proceso para la reserva en la página web de Parques Nacionales Naturales o a través de Corpochingaza. ¿Te animas a conocer Chingaza? ¡Cuéntanos tus experiencias y vivamos juntos nuestra ‘Tierra Querida’

 

 

 

 

 

¿Quieres conocer más planes?